¿Qué pasó, por qué cerraron el Circuito Cumbayá? – Primicias

¿Qué pasó, por qué cerraron el Circuito Cumbayá? – Primicias
Noticias

Lourdes Hernández Vásconez
Comunicadora, escritora y periodista. Corredora de maratón y ultramaratón. Autora del libro La Cinta Invisible, 5 Hábitos para Romperla.
Actualizada:
13 Ago 2021 – 19:00
¿Es cierto que algunos retrógrados pidieron que vuelvan a reinar los carros en la calle?
Soy una usuaria afectada del cierre del Circuito Cumbayá. Pido que vuelvan a operar. ¡No hay como echarse para atrás!
Circuito Cumbayá es una idea del colectivo de diseñadores Pata de Gallo, que se ubicaron hace años en el distrito creativo ‘La Tejedora’.
Conversé con Michel Dreyer, uno de sus mentalizadores:
“El Circuito Cumbayá está formado por ocho componentes. Es un anillo que conecta los polos desde el Hospital de los Valles hasta el parque central del pueblo. Promueve áreas verdes que no existen o están en mal estado y abre espacio público”, señala Dreyer.
Plantearon cerrar las calles en algunas manzanas e invitaron a restaurantes y tiendas a sacar sus mesas y productos a la vereda y a la calzada, los fines de semana y feriados.  
Esta parte, en la que se integró la Universidad San Francisco, se llama Laboratorio. Los estudiantes dedican un semestre para potenciar el Circuito, fortalecer el huerto y el vivero del Chaquiñán, reforestar la quebrada, recuperar la historia de Cumbayá.
Son más de 270 locales entre tiendas y sitios gastronómicos con esta idea de cultura creativa.
“Vimos cómo integrar esos dos núcleos con movilidad complementaria: caminar y ciclear“, dice Dreyer.
Nació antes de la pandemia y sirvió después para la reactivación económica. Los locales atendían al aire libre y se ampliaba el aforo.
“Queremos seguir operando”, dice Michel. “Tenemos auspicios, ganas, y hay buenos resultados, como incrementos económicos hasta del 200% en algunos restaurantes”.
“Desde el Laboratorio me está yendo bacán” –dice un panadero que entrega pan de hamburguesas a un local del Lab.
Los sábados de madrugada trotábamos por ahí, a salvo de los autos. Varias veces caminé mirando vitrinas. Con mi esposo e hijos probamos un budín de choclo buenísimo en un sitio ‘pet friendly’, que ofrecía agua a las mascotas.
Qué buen ambiente, qué seguridad para las personas, los niños, los perros, todos volviendo a lo simple: caminar. Apropiarse de la vecindad.

“La idea final es que sea un destino turístico local e internacional” – enfatiza Michel- “Que vayan al Centro, a la Mitad del Mundo y que vengan a Cumbayá, considerando que está camino al aeropuerto. Caminan por el casco histórico, las tiendas, el bosque de algarrobos”.  
En París nació el primer parque lineal y es considerado uno de los mejores del mundo. Montreal, Vancouver, Barcelona abren más zonas libres de autos y las vuelven #espaciopúblico.
El Design District en Miami y el High Line de Nueva York son innovaciones que atraen a miles de turistas.
El High Line es una vía de tren elevada y antigua que estaba en manos de pandillas, deteriorada y peligrosa. Durante su restauración se armó un grupo de opositores que dilató ocho años su arranque.
Fue Hillary Clinton la que respaldó a los promotores y, a partir de eso, se vuelve un éxito, un destino turístico obligado, con una plusvalía que crece sin parar.
En La Ronda, en el centro histórico de Quito, la gente pasea a pie, en bici o patineta.

En La Floresta, hermoso barrio de Quito, las macetas y estructuras en la calle limitan la velocidad a 30 kilómetros por hora y amplían el respeto al vecino-peatón.
Circuito Cumbayá, idea sostenible y alternativa, es suspendida en el valle por miedo al cambio, la fuerza del status quo, la comodidad y la mala costumbre de contaminar y hacer ruido a toda costa. Pierden la comunidad y el ambiente.
Hagamos un boicot a las viejas y obsoletas costumbres, dejemos nuestro auto en la casa o parqueemos en sitios seguros y caminemos por nuestro espacio. 
Voy a recorrer todo el Circuito y la próxima semana les cuento más.
Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.
Maria Fernanda Ampuero
El cansino estupor de que una mujer escriba
Las mujeres llevamos 4.000 años escribiendo, cada vez que me invitan a hablar sobre “la literatura en clave femenina” me dan ganas de gritar.
Yasmín Salazar Méndez
El miedo a envejecer
No le temo a la muerte, pero me invade el miedo al pensar que, si llego a envejecer, dependeré del servicio público de salud.
Luis Alberto Elizalde
Demonios y ángeles
Andrés Mideros Mora
¿Cómo es el crecimiento en Ecuador, favorece a los ricos o a los pobres?
José Xavier Orellana Giler
¿Está en peligro la globalización?
Felipe Rodríguez Moreno
Peculatio

PRIMICIAS no es responsable por las opiniones vertidas en este espacio. Hemos establecido un mecanismo de filtrado para favorecer el respeto y la tolerancia. No es nuestro espíritu limitar la libre opinión siempre y cuando se respeten seis reglas:
Cada usuario podrá votar una sola vez por un comentario.
Guillermo: quiero ser ministro. Acolite
25744 visitas
Tres golpes de Fiscalía zarandean a Carondelet, al correísmo y a la Conaie
24779 visitas
La soledad política de Lasso amenaza su estabilidad en la Presidencia
9396 visitas
Carolina Ponce es la mujer maravilla de Ecuador, a los 50 años sigue disfrutando
4058 visitas
Peculatio
3081 visitas
Primero soy candidato, después busco con quien
2584 visitas
Caos y vacío
2508 visitas
¿Quieren invertir en Ecuador? Inviertan en guerrillas
2040 visitas
Las prácticas sexuales de las/los quiteños
1987 visitas
Los 10 libros de escritores ecuatorianos que marcaron el año
1748 visitas
Todos los derechos reservados 2022

source